El comportamiento humano debe entenderse para Re orientar esfuerzos que permitan mejorarlo, diseñando mejores modelos de formación que permitan una amplia toma de conciencia en el ecosistema al interior de nuestra organización para asegurar la inocuidad de los alimentos.

En la medida que podamos comprender las ciencias del comportamiento y vincularlos a las estrategias y tácticas para lograr productos inocuos cada día, podremos aspirar a mejorar el nivel de gestión y los resultados esperados, poniendo en el centro de las decisiones al consumidor actual que exige productos seguros, inocuos y legales.

Lo anterior implica mejorar y fortalecer la cultura hacia la inocuidad basándonos en la orientación de mejores comportamientos de nuestros colaboradores, empezando por nuestro enfoque de liderazgo, la consistencia entre lo que pedimos y lo que hacemos o facilitamos, la creación de expectativas hacia la inocuidad, motivadores de mejores actos y acciones personales así como una plena toma de conciencia de lo que es correcto por hacer.

Grupo Delcen cuenta con los mecanismos apropiados para evaluar el nivel cultural hacia la inocuidad al interior de su organización y con base en ello, podemos apoyarle con estrategias y métodos que contribuyan a elevar el nivel de gestión de la calidad e inocuidad alimentaria.

Solicite su diagnóstico sin costo.
Cultura de Inocuidad
Cultura de Inocuidad: Modelo de desarrollo
Ruta Crítica
Ruta crítica