México y Chile quedarán exentos de estos incrementos; el afectado será Estados Unidos quienes verán aumentados los aranceles de 38.5% a 50% para la carne vacuna congelada.
El Ministerio de Finanzas de Japón dijo el viernes que el país subirá los aranceles a las importaciones de carne bovina congelada procedente de Estados Unidos y otros países para proteger a los productores locales, aunque México y Chile no se verán afectados gracias a acuerdos vigentes.

Los aranceles a la carne vacuna congelada subirán a un 50% desde el actual 38.5% entre el 1 de agosto y fines de marzo del próximo año, debido a la activación automática de un mecanismo de “salvaguarda” para proteger a los agricultores domésticos, dijo el ministerio en un comunicado. Los países con AAE con Japón, como Australia, México y Chile, serán excluidos de las alzas de aranceles.

Es la primera vez que el mecanismo arancelario se activa para las importaciones de carne de res congelada desde agosto del 2003, dijo el Ministerio de Agricultura.

El aumento amenaza el acceso de Estados Unidos a un sector significativo del mayor mercado asiático para sus productos cárnicos, en momentos en que el presidente Donald Trump intenta impulsar las exportaciones estadounidenses a Japón.

El alza del arancel se activa automáticamente si las importaciones trimestrales de productos cárnicos específicos -procedentes tanto de países que tienen Acuerdos de Asociación Económica (AAE) con Japón como los que no- crecen más de un 17% interanual.

Entre abril y junio, el primer trimestre fiscal de Japón, las importaciones de carne de res congelada de Japón procedentes de todos los países alcanzaron las 89,253 toneladas, un aumento de un 17.1% frente al año previo, y los envíos de países sin AAE llegaron a 37,823 toneladas, un incremento de casi un 25%, mostraron datos del Gobierno.

El ministro de Finanzas japonés, Taro Aso, dijo a periodistas que el Gobierno ha contactado a los países afectados, como Estados Unidos, para explicarles el aumento, informó la agencia de noticias Kyodo.

No se activarán salvaguardas ni alzas de aranceles para las importaciones de carne refrigerada, debido a que los volúmenes no superaron el nivel requerido.

Fuente: agromeat.com