El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) en colaboración con México Calidad Suprema y la Confederación de Porcicultores Mexicanos, lograron la certificación de 113 Unidades de Producción en Buenas Prácticas Pecuarias (BPP) en 12 entidades del país.

Con esta certificación se beneficiaron 686 porcicultores, con una capacidad instalada de 277 mil 427 vientres, que producen casi 519 mil toneladas de carne en canal certificada, lo cual representa 30% de la producción nacional de cerdo, informó el director en jefe del SENASICA, Enrique Sánchez Cruz.

Durante su participación en el XVI Encuentro Nacional de Porcicultores, Sanchez explicó que la certificación en BPP beneficia a los productores, quienes pueden colocar sus productos en mercados nacionales y extranjeros, en condiciones de mayor competitividad.

Para impulsar la producción y exportación de cárnicos de cerdo, convocó a los porcicultores a que cada vez más unidades de producción se certifiquen en BPP, porque así se fomenta la cultura de la prevención y mantiene el estatus sanitario de las regiones.

Al dictar su ponencia “La inocuidad como herramienta en la apertura de mercados”, destacó que los sistemas de inocuidad abren la puerta para la exportación de alimentos y, añadió, el principal beneficiado es el consumidor quien tien mayores garantías de que llegan a su mesa productos inocuos y de calidad.

Dijo que actualmente 52 Establecimientos Tipo Inspección Federal (TIF) están autorizados para exportar cárnicos de cerdo a 18 países: China, Japón, Canadá, Estados Unidos de América, Corea, Vietnam, Costa Rica, Singapur, Colombia, Guatemala, Cuba, Venezuela, El Salvador, Nicaragua, Chile, Uruguay, Argentina y Panamá.

Sánchez Cruz resaltó que México es el onceavo productor ganadero en el mundo y que exporta productos agroalimentarios a más de 170 países, lo cual es posible porque la SAGARPA ha construido importantes herramientas para sustentar a los productores agroalimentarios de México.

Entre ellos destacó que el SENASICA cuenta con infraestructura en igualdad de capacidades que sus contrapartes internacionales, laboratorios con tecnología de punta, técnicos altamente calificados, sistemas de calidad certificados con base en normas ISO, y diversas técnicas de diagnóstico para temas de patógenos y plaguicidas, entre otros.

Asimismo, abundó, México ha construido una relación de confianza con los socios comerciales, basada en la transparencia, sistemas de diagnóstico estandarizados y normatividad nacional armonizada con los criterios internacionales en materia de sanidad e inocuidad agropecuaria.

Fuente: carnetec.com