El fabricante de fórmulas lácteas para bebés Lactalis y las autoridades francesas han ordenado una retirada a nivel mundial de más de 7,000 toneladas de productos lácteos en polvo, por temor a la contaminación por Salmonella.
Lactalis Group, la compañía francesa, que es una de las empresas lácteas más grandes del mundo,  emplea a unas 75,000 personas en 85 países, con una facturación de USD 20 mil millones por año.

La empresa dijo que las autoridades sanitarias de Francia notificaron que 26 bebés se han enfermado desde el 1 de diciembre. De este total, cinco casos fueron identificados solo la semana pasada, los cuales están fuera de peligro, según un comunicado de prensa emitido por el Ministerio de Salud francés.

Medidas a nivel mundial

Según un listado publicado en el sitio web del Ministerio de Salud francés, la retirada masiva afecta a clientes de todo el mundo, incluyendo países como: Gran Bretaña, China, Blangladesh, Grecia, Marruecos, Sudán, Perú y Pakistán.

Lactalis es más conocido en los Estados Unidos como el distribuidor de quesos Sorrento. Pero la contaminación no afecta a los EE. UU., Afirmó la compañía. “El retiro del producto de fórmula infantil en Francia por parte del Grupo Lactalis no tiene ningún impacto en los EE. UU.”, Dijo el asesor general de Lactalis America, Pierre Lorieau, a Newsweek por correo electrónico. “Lactalis America Group no importa ningún producto de la planta en Francia que esté sujeto a este retiro. El Grupo Lactalis está tomando todas las medidas necesarias para abordar este retiro y está cooperando completamente con las autoridades gubernamentales en Francia”.

Michel Nalet, el portavoz de la compañía, dijo el lunes a The Associated Press, que el retiro “preventivo” que se efectuó tanto en Francia como en el extranjero afectó a “varios millones” de productos que habían sido elaborados desde mediados del mes de febrero.

Lactalis emitió un comunicado informando que los 26 casos de infección por Salmonella estaban relacionados con los productos Picot SL, Pepti Junior 1, Milumel Bio 1 y Picot Riz.

La compañía dijo que en una zona oeste de Francia se identificó una presunta fuente de contaminación utilizado en mayo, que pudo originar el brote, correspondiente a una torre utilizada para secar la leche. Para subsanar este problema, se han implementado medidas de limpieza y desinfección del sitio sospechoso.  

Recomendaciones para los usuarios

Los padres han sido notificados para que dejen de utilizar las fórmulas lácteas de Lactalis. En el caso de aquellos que deben seguir dándoselo a sus bebés, la empresa ha recomendado hervir la fórmula por dos minutos para así poder destruir la bacteria.

Infecciones por Salmonella

Las infecciones por  Salmonella se consideran un problema de salud pública mundial. Se calcula que mata a unas 380 personas en los Estados Unidos cada año, según reportes del CDC.

En los países industrializados se han establecido sistemas de vigilancia epidemiológica, que permiten a los organismos de salud conocer con relativa certeza la incidencia de infecciones ocasionadas por Salmonella y otros patógenos que ocasionan cuadros de diarrea, así como la evaluación de su impacto en la morbilidad y mortalidad de la población.

Lamentablemente, en México no se cuenta con estadísticas nacionales actualizadas de infecciones por Salmonella, puesto que el médico, frecuentemente  hace un diagnóstico en base al cuadro clínico que presenta el  paciente, pero sin contar con los estudios microbiológicos indispensables para establecer un diagnóstico certero y recabar datos epidemiológicos.

Si bien para la mayoría de los adultos inmunocompetentes, la infección es autolimitada, pero en el caso de las mujeres embarazadas, bebés, infantes y adultos mayores, la manifestación clínica puede ser más grave, ya que puede conducir a complicaciones como meningitis.  

Antecedentes de morbi-mortalidad por productos lácteos

En el año 2011, dos bebés murieron en los E.E.U.U. después de beber una fórmula láctea que estaba contaminada con una bacteria, distinta de Salmonella, pero esto sirvió para que la FDA estableciera tres años más tarde nuevas normativas para los fabricantes de fórmulas lácteas, que requieren testeos para determinadas bacterias.

Fuente: nacionfarma.com