Las plantas frigoríficas de Argentina deberán adquirir el Controlador Electrónico de Faena (CEF) antes del día 1 de marzo, anunció el Ministerio de Agroindustria. 
La entidad nacional enfatizó que se deberá acreditar ante la la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario (SUCCA) las facturas de estos equipos también conocidos como “cajas negras”, aunque aún no hayan sido colocados por las empresas autorizadas a su provisión.

Cumplido ese plazo, las plantas que no hayan cumplido este requisito serán suspendidos del Registro Único de la Cadena Agroindustrial (RUCA), con la consecuente prohibición de sacrificio animal.

Estos equipos permitirán controlar de manera eficiente y en línea la trazabilidad de las tropas enviadas al matadero y además brindan información del animal, lo que incluye datos de pesada, fecha y hora en que ingresa al sacrificio. 



Según el Ministerio, este equipo propicia un control más eficaz en cuánto a las determinaciones de cantidad y calidad de los animales sacrificados. 

La conexión de los dispositivos que componen el Controlador Electrónico de Faena (CEF), así como la conexión de éste con la balanza, será realizada únicamente por personal autorizado por la SUCCA, protegido mediante precintos que eviten o delaten cualquier intento de desconexión o manipulación no autorizada.

Fuente: carnetec.com