Se trata de un lote de Honey Smacks, producto que también fue vendido en Estados Unidos, México, Guatemala y el Caribe.
La empresa Kellogg's realizó en Estados Unidos, días atrás, un retiro voluntario masivo de importantes lotes de un cereal -que fue distribuido en Costa Rica- por la "presencia potencial de salmonela".
El anuncio lo hizo la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (más conocida por sus siglas en inglés FDA) en su sitio web el pasado 14 de este mes y el cereal afectado es de la marca Honey Smacks.

El consumo de alimentos contaminados con salmonela puede provocar fiebre, diarrea, vómitos, náuseas y dolor abdominal.  

La agencia gubernamental agregó que ningún otro producto de esta empresa estaría afectado por el retiro voluntario.

La FDA indicó que la firma lanzó una investigación con el fabricante externo que produce Honey Smacks, luego de ser contactada por la FDA y el Centro para el Control de Enfermedades (CDC en inglés) con respecto a una serie de problemas reportados.

La CDC informó de un brote de salmonela que afectó a 73 personas en 31 estados de la Unión Americana tras el consumo de este cereal. 

Los casos aparecieron en marzo y continuaron hasta finales de mayo, con un saldo de 24 de ellas hospitalizadas hasta ahora, sin que se registren víctimas mortales. 

Cereales distribuidos en el país

Con respecto al producto distribuido fuera de Estados Unidos, específicamente en Costa Rica, se trataría de un lote con el código 3800039103 en su presentación de 15.3 onzas.

La FDA agrega que esta presentación indica en la parte superior de la caja que el producto debe ser consumido idealmente entre el 14 de junio del 2018 y el 14 de junio del 2019.

Este lote también tuvo una "distribución limitada" en Guatemala, México y varias naciones del Caribe, informó la FDA.

El comunicado de la agencia gubernamental no especifica la cantidad de cajas que se distribuyeron fuera de Estados Unidos.

En México las autoridades de la Procuraduría Federal del Consumidor enviaron un comunicado con la posición de la empresa estadounidense: “Kellogg's Company México pide a las personas que compraron producto potencialmente afectado que no lo consuman, lo desechen y se comuniquen con la compañía".

Hasta el momento no ha trascendido alguna alerta por parte de las autoridades sanitarias de Costa Rica ni tampoco se ha conocido la posición de la firma o sus distribuidoras en suelo nacional.

Fuente: teletica.com