Japón reabrió su mercado a la carne de ovino de EE.UU. después de 15 años de prohibiciones, anunció el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés). 
El país asiatico prohibió el ingreso del mencionado producto de EE.UU. tras el brote de encefalopatía espongiforme bovina (EEB) detectado en diciembre del 2003. 

Japón es hoy en día un mercado importante para la carne de bovino y de porcino de EE.UU. y ofrece una "oportunidad excepcional" para el crecimiento significativo a las exportaciones, dijo la Federación de Exportadores de Carne de EE.UU. (USMEF, por sus siglas en inglés) en nota. 

La carne de ovino de EE.UU. ha sido bien recibida en otros mercados exigentes, así como Taiwán, mercado que reanudó el ingreso a la carne de ovino de EE.UU. en 2016, agregó la federación.

Dan Halstrom, presidente y director ejecutivo de USMEF, dijo que esta decisión "sienta las bases" para un impulso necesario a las exportaciones de carne de ovino.

Japón importó carne de ovino por un valor total de $168 millones de dólares en 2017, lo que refleja un aumento del 26% ante el año anterior. Australia y Nueva Zelanda se destacan como los mayores proveedores del producto al país asiatico.

Fuente: carnetec.com