Con amplio apoyo, Costa Rica presentó, como parte de su trabajo en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), una propuesta con el fin de concientizar para el consumo de alimentos sanos.
La iniciativa, que es promovida por el embajador de carrera Marco Vinicio Vargas Pereira, fue respalda por las delegaciones diplomáticas de Suiza, Brasil y Estados Unidos, este último representado por Mary Frances Lowe.

En la iniciativa, destaca promover el Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, donde se le pueda dar mayor exposición a la cruda realidad sobre los alimentos contaminados o en mal estado.

El embajador Vargas recordó que, según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), anualmente en el mundo mueren unas 400 mil personas por productos de este tipo en malas condiciones.

Además, los datos señalan que unos 600 millones se enferman por esta situación, que afecta principalmente a los más pequeños.

En total, según los datos expuestos, más de 200 enfermedades se transmiten por alimentos, causadas por 31 agentes contaminantes (bacterias, virus, parásitos, toxinas y productos químicos), cuyas manifestaciones van desde síntomas gastrointestinales como la diarrea hasta padecimientos crónicos a largo plazo como el cáncer.

El establecimiento de dicha fecha funcionaría así para que la comunidad internacional no solo tome conciencia de la problemática actual, sino para que los gobiernos, la industria, la academia y las organizaciones no gubernamentales desarrollen actividades, capacitaciones y campañas globales sobre asuntos fundamentales de inocuidad, dirigidas a los sectores productivos y consumidores.

También se valora generar un incentivo para que tanto las grandes industrias como las pequeñas empresas productoras de alimentos y demás sectores involucrados tengan la oportunidad de dedicar un esfuerzo especial en fomentar buenas prácticas y acciones encaminadas a lograr un efecto mundial permanente sobre la reducción de la incidencia de las enfermedades transmitidas por los alimentos. 

"La adopción de un Día Mundial de la Seguridad Alimentaria permitirá a los países reflexionar sobre los obstáculos actuales y futuros para lograr la seguridad alimentaria en todo el mundo y la importancia de tomar medidas colectivas para evitar la contaminación alimentaria, mejorar la salud mundial, promover el comercio justo de alimentos, garantizar acceso a los alimentos y garantizar la cantidad y calidad suficiente de los recursos alimentarios”, dijo Vargas en su discurso.

Añadió: “Estamos seguros de que este día internacional alentará aún más a los gobiernos a promover campañas, acciones y hábitos que permitan la seguridad alimentaria a través de sistemas educativos y sanitarios; el apoyo de los medios y los ciudadanos puede permitir la prevención de enfermedades, mejorar los patrones de producción y consumo y fortalecer el comercio y la nutrición”.

La propuesta costarricense, encomendada por la vicepresidenta y canciller de la República Epsy Campbell a Vargas, fue conocida el pasado jueves 12 de julio en Nueva York. Cabe señalar que sobre la iniciativa, Lowe, quien también dirige el Codex Alimentarius de Estados Unidos, destacó la importancia de los alimentos seguros, al ser el país del norte uno de los más grandes compradores a nivel mundial. Además, aprovechó para felicitar el trabajo de Costa Rica como líder en la iniciativa.

Fuente: diarioextra.com