La Alianza para la Inocuidad de los Productos Agrícolas Frescos y Mínimamente Procesados (PSP, por sus siglas en inglés) es una colaboración innovadora para abordar la naturaleza cambiante de las prácticas de producción y distribución a las que se enfrentan nuestros respectivos países.

La Alianza para la Inocuidad de los Productos Agrícolas Frescos y Mínimamente Procesados (PSP, por sus siglas en inglés) es una colaboración innovadora para hacer frente a la naturaleza cambiante de las prácticas de producción y distribución a las que se enfrentan nuestros países. Este informe destaca cómo México y los EE. UU. están trabajando conjuntamente para garantizar la inocuidad de los productos agrícolas frescos y mínimamente procesados.


Reconociendo la importancia de la inocuidad de los productos agrícolas para la salud pública y la economía, México ha establecido un marco regulatorio en materia de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA). Este marco se basa en estándares de prevención, verificación y programas de certificación para productos agrícolas frescos y abarca toda la cadena de suministro desde el cultivo hasta la distribución. En México las autoridades federales de Agricultura – a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) –y Salud – a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), trabajan de manera conjunta para implementar su marco regulatorio en materia de BPA, y por ende, fomentar la mejora de la inocuidad de los productos agrícolas.


Los EE. UU. también están reforzando sus enfoques regulatorios de inocuidad alimentaria. La Ley de Modernización de Inocuidad Alimentaria de la FDA (FSMA, por sus siglas en inglés) del 2011 faculta a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (U.S. FDA, por sus siglas en inglés) para mejorar la protección de la salud pública al implementar requisitos que ayuden a asegurar la inocuidad y seguridad alimentaria. La FSMA adopta controles preventivos y procesos de verificación robustos como la base de un sistema moderno de inocuidad alimentaria.


Hemos estado trabajando conjuntamente para institucionalizar enfoques que refuercen las prácticas de prevención y respuesta rápida a posibles brotes. Como se explica en este informe, hemos trabajado juntos para contener posibles brotes severos relacionados con productos agrícolas frescos y reducir la exposición de los consumidores a enfermedades transmitidas por alimentos.


Conforme avanzamos, esta alianza nos brinda más flexibilidad y la oportunidad de aprender sobre los sistemas de inocuidad alimentaria de las partes y aprovechar nueva información para encontrar métodos innovadores que garanticen la inocuidad de los productos agrícolas. Reconocemos la importancia de establecer relaciones sólidas y apoyo mutuo entre todas las partes interesadas, incluyendo la industria, el gobierno, la academia y los consumidores, al trabajar en conjunto para garantizar la inocuidad alimentaria.

Fuente: www.gob.mx/cofepris