PepsiCo informó la compra de la empresa israelí SodaStream, fabricante de máquinas para hacer bebidas gaseosas en casa, por 3 mil 200 millones de dólares, en su estrategia para agregar a más consumidores que buscan opciones saludables.

Soda Stream es una empresa que se fundó en Reino Unido en 1903. Entre las décadas de los 70s y 80s era un aparato codiciado en las cocinas británicas, ya que los usuarios podían preparar sus propias bebidas gaseosas agregando jarabes de sabor al agua carbonatada. Los dispositivos perdieron su popularidad debido a que los refrescos eran cada vez más baratos.

Esta empresa, tiene su sede en Israel y se enfoca ahora en agregarle gas al agua para tomar ventaja de la tendencia de los consumidores que son cada vez más conscientes de su salud y del medio ambiente.

PepsiCo estará pagando un monto en efectivo de 144 dólares por acción, esto implica una prima del 10.9% comparado al cierre de los papeles de SodaStream el viernes en Estados Unidos y una prima del 32% a su promedio de 30 días.

Esta operación se aprobó por unanimidad por los directorios de PepsiCo y SodaStream, por lo que se espera que se cierre en enero de 2019.

Hace algunos años surgieron especulaciones acerca de la compra de SodaStream por los gigantes PepsiCo o Coca-Cola, ya que se promocionaba como una alternativa más ecológica que amenazaba a las empresas de bebidas embotelladas.

La popularidad de creación de refrescos en casa ha sido muy limitada, ya que los usuarios optan por usar los dispositivos para producir su propia agua con gas, dejando de lado los jarabes de sabor que vende SodaStream.

Fuente: laverdadnoticias.com