En América Latina y el Caribe (ALC) se pierden y desperdician anualmente más de 127 millones de toneladas de alimentos (223 kilogramos por persona por año. Este fenómeno tiene lugar en una región en la que cerca de 42 millones de personas padecen subalimentación aguda (hambre).

Con el objeto de contribuir a reducir las pérdidas y desperdicios de alimentos (PDA), se lanzó la plataforma #SinDesperdicio, que, bajo la coordinación del Banco Interamericano de Desarrollo, busca potenciar los esfuerzos del sector privado, público y de la sociedad civil.

En la plataforma participan importantes empresas del rubro alimenticio y tecnológico: The Coca-Cola Company, Nestlé, Dow Chemical, Fundación FEMSA, Grupo Bimbo, IBM y Oxxo. La plataforma cuenta también con socios estratégicos como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la Red Global de Bancos de Alimentos, el Consumers Goods Forum (CGF) y el World Resources Institute.

En la región hay grupos de alimentos, como las frutas y hortalizas, donde los niveles de pérdida superan el 50%. Este fenómeno ocurre en todas las fases de la cadena: en la producción se pierde un 28%; en el manejo y almacenamiento otro 21%; en el procesamiento un 6%; en la distribución y mercadeo un 17%. A nivel de consumo, especialmente en hogares, se desperdicia alrededor del 28% de los alimentos producidos. Los efectos medioambientales de este fenómeno son enormes. Se estima que, a nivel global, el 18% de las tierras productivas y el 19% de los fertilizantes se utilizan en producir alimentos que nunca se consumen.

La plataforma impulsará cuatro ejes de trabajo: proyectos innovadores, políticas públicas a nivel nacional y local, generación de conocimiento y hábitos de consumo responsable.

En materia de innovación, se impulsarán procesos y tecnologías en toda la cadena de producción. Desde infraestructuras que mejoren aspectos de logística hasta modelos novedosos de recuperación de donaciones de alimentos.

La plataforma promoverá también políticas públicas en cuestiones como la adopción de estándares de etiquetado, normativas e incentivos para las donaciones de alimentos, y el apoyo a programas nacionales y municipales de reducción de PDA.

En materia de conocimiento, se buscará ampliar la información existente sobre niveles de pérdida y desperdicio y las causas que explican este fenómeno.

La plataforma promoverá también cambios de comportamiento a través de campañas de sensibilización y capacitación orientadas a minimizar el desperdicio de alimentos entre productores, distribuidores y consumidores finales de alimentos.

La vicepresidente ejecutiva del BID, Julie Katzman señaló que #SinDesperdicio se alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, cuya meta 12.3 apunta a reducir a la mitad, para el año 2030, el desperdicio per cápita de alimentos y reducir las pérdidas en las cadenas de producción y distribución. Por su parte Patricia Menezes, ejecutiva de Ciudadanía Corporativa para IBM América Latina, destacó la importancia de utilizar la tecnología junto a la experiencia de la industria, para el beneficio de la sociedad como un todo. “Estamos muy orgullosos de participar en esta iniciativa, y de poder brindar acceso a tecnologías disruptivas como IBM Cloud y APIs de Watson a diversas organizaciones sin fines de lucro y universidades relacionadas con #SinDesperdicio y así contribuir juntos a mejorar la cadena de producción y distribución, para minimizar la pérdidas de alimentos en pro del bienestar de todos los ciudadanos latinoamericanos”. La plataforma desarrollará proyectos piloto en México, Colombia y Argentina, con expectativas de ampliar pronto a otros países de la región. Para más información, consulte la web de la iniciativa: http://sindesperdicio.net Fuente: Nestlé

Fuente: industriaalimenticia.com