El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia, Andrés Valencia Pinzón, anunció que, ante el reciente brote de fiebre aftosa, inició un trabajo de diplomacia sanitaria para que los 20 mercados a los que tienen acceso la carne colombianos continúen abiertos.

“Entendiendo las complicaciones que puede tener la suspensión del estatus por el foco de fiebre aftosa, la suspensión no significa necesariamente una caída de las exportaciones", afirmó el ministro Valencia.

El agregó que "iniciaremos la diplomacia sanitaria y visitaré personalmente las representaciones diplomáticas de Rusia, Egipto, Líbano, Jordania, y Emiratos Árabes, principales destinos de la carne y ganado colombianos, con el ánimo de mantener la estabilidad en los mercados”.

Explicó que a pesar del foco de fiebre aftosa que se presentó en Sogamoso, Boyacá, dentro de la zona de contención (que cobija algunos municipios de Boyacá, Cundinamarca, Casanare y Arauca), se dio un parte de tranquilidad al resto del país y a la Organización Internacional de Sanidad Animal (OIE), ya que no hay ningún otro caso registrado fuera de esta zona.

“El resto de departamentos son seguros para los animales y por eso esperamos que los mercados se mantengan abiertos, por lo que trabajaremos de la mano con la Federación Colombiana de Ganaderos y los exportadores en la labor de diplomacia sanitaria con los principales países que reciben nuestra carne y animales en pie”, explicó.

A través del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) se solicitó a la OIE, mantener esta zona de contención que por resolución está vigente hasta el 31 de octubre y además, cerrar aún más el cerco dentro de ésta para evitar que el virus de la fiebre aftosa se propague.

“Como antecedente tenemos que cuando se presentó esta situación el año pasado, se evidenció que ni las exportaciones de carne ni de animales vivos cayeron; por el contrario, a pesar de la pérdida del estatus, las exportaciones crecieron”, dijo.

A julio de 2018, mes con cifras oficiales del DANE y sin que hubiera sido suspendido el estatus, las exportaciones de carne bovina alcanzaron los US$45 millones, 9,3% más que lo ocurrido en el mismo periodo del año anterior cuando fueron de US$41 millones. Por su parte, las exportaciones en volumen también crecieron 4,9%, pasando de 10.632 toneladas en julio 2017 a 11.149 toneladas en julio 2018.

En el periodo enero-julio 2018, las exportaciones de carne bovina tuvieron como principales destinos: Rusia que participó 60,1% (US$27 millones), Líbano con 15,7% (US$7 millones), Jordania con 8,6% (US$4 millones), y Hong Kong con 8,1% (US$4 millones).

Así mismo, las exportaciones a julio 2018 de ganado en pie fueron de USD 36 millones, presentando un crecimiento positivo de 2,8% comparado con el mismo periodo del año anterior cuando fueron de US$ 35 millones.

En el periodo enero-julio 2018, las exportaciones de ganado en pie tuvieron como principales destinos: Irak que participó 51,5% (US$ 19 millones), Líbano con 29,5% (US$ 11 millones) y Jordania con 19,0% (US$ 7 millones).

Fuente: carnetec.com