El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) de México detectó y cerró de manera inmediata cuatro focos de la Enfermedad de Newcastle, con 200 aves implicadas, en predios de traspatio de Jalisco, Guanajuato y Chiapas. Así lo informó la entidad nacional el pasado viernes en un comunicado de prensa.  

Tras recibir los reportes correspondientes, los técnicos de este organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) se trasladaron a las mencionadas entidades y tomaron muestras a fin de confirmar, con pruebas de laboratorio, la presencia de esta enfermedad en el territorio nacional. 

De manera preventiva se implementó la cuarentena definitiva total de los predios de traspatio, se sacrificaron las aves y se aplicaron las medidas contraepidémicas indicadas en los protocolos nacionales e internacionales, con el fin de disminuir el riesgo de diseminación de la enfermedad.

El organismo reforzó las labores de vigilancia epidemiológica en las aves del país con el objetivo de detectar de manera oportuna cualquier caso sospechoso que pudiera presentarse.

El SENASICA indicó que en los programas de vacunación de las granjas comerciales se considera la aplicación del biológico en contra del Newcastle, lo cual, aunado a los altos niveles de bioseguridad que se aplican en las Unidades de Producción, permite prever que la avicultura comercial no se verá afectada por los brotes y, por lo tanto, no se pone en riesgo el abasto de pollo y huevo en el país.

En congruencia con el compromiso de transparencia del Gobierno de México, el SENASICA reportó inmediatamente el hallazgo a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en francés) y a sus socios comerciales.

La SADER dio a conocer que los servicios veterinarios de México cuentan con los técnicos, los conocimientos, las herramientas e infraestructura científica necesaria para atender de manera oportuna este tipo de emergencias sanitarias, por lo que convocó a los productores del país a apoyar estas labores con la notificación oportuna de sospechas de aparición de enfermedades.

La enfermedad de Newcastle es una infección contagiosa que existe en todo el mundo y afecta a las aves, incluidas las domésticas. Es causada por un virus de la familia de los paramyxovirus y se caracteriza por alta mortandad y deterioro corporal de las aves.

Fuente: carnetec.com