The Coca-Cola Company presentó la muestra de su primera botella hecha con plásticos recuperados del mar y playas, lo que convierte a esta en el primer ejemplo de envases de alimentos y bebidas creado con desechos hallados en el mar. A partir de 2020, Coca-Cola planea lanzar este envase reciclado y mejorado en algunas de sus empaques.

Esta iniciativa se suma a sus esfuerzos por alcanzar la meta global ‘Mundo sin Residuos’, la cual plantea que para 2030 consigan recuperar y reciclar el equivalente al 100% de sus envases vendidos, además de que para ese mismo año cuando mínimo se incluya 50% de material reciclado en cada uno de sus envases.

De acuerdo con la empresa, ya han sido producidas las primeras 300 botellas con 25 por ciento de plástico recuperado y reciclado del mar Mediterráneo y de sus diversas playas.

En el caso de México, se espera que esta innovación llegue en el futuro próximo, consiguiendo reforzar las acciones de la Industria Mexicana de Coca-Cola, quien actualmente ya se ha consolidado como el principal reciclador en el país.

La botella de plástico marino fue desarrollada con revolucionarias tecnologías e innovadores procesos, que son capaces de desintegrar sus componentes, consiguiendo eliminar sus impurezas y convirtiendo el plástico de baja calidad, en PET grado alimenticio.

Esta botella es el resultado de la suma de esfuerzos entre Ioniqa Technologies, Indorama Ventures, Mares Circulares (Circular Seas) y The Coca-Cola Company.

La compañía destaca que a pesar de que esta innovación se encuentra en un proceso de maduración, ya  se están produciendo para demostrar lo que la tecnología puede lograr.

Como siguientes pasos, la botella será introducida a nivel comercial con un contenido de material reciclado mejorado, a través del reciclaje de residuos plásticos marinos, este tipo de plásticos marinos hasta hace muy poco no se podían reciclar al encontrarse muy degradados por eso el anuncio de Coca-Cola es tan relevante. A partir de hoy todos esos plásticos del océano pueden volver a tener otras vidas.

Será a partir de 2020, que Coca-Cola lanzará este material reciclado mejorado en algunas de sus mercados y envases.

EN LA BÚSQUEDA DE UN MUNDO SIN RESIDUOS

Bruno van Gompel, director Técnico y de Cadena de Suministro para Coca-Cola de Europa Occidental, explicó que el potencial de la tecnología es enorme, “las tecnologías de reciclaje mejoradas son muy emocionantes, no sólo para nosotros, sino también para la industria y la sociedad en general. Aceleran la perspectiva de una economía circular para el plástico, por eso estamos invirtiendo en ellas. A medida que comencemos a escalarla, veremos diferentes tipos de plásticos post consumo que regresen como nuevos, y no sólo una vez, sino una y otra vez, evitando que los desechos sean incinerados o que terminen en vertederos o en el mar”.

Un ejemplo de este compromiso por un planeta más limpio es la Industria Mexicana de la Coca-Cola (IMCC), que actualmente ya cuenta con millones de envases creados con material reciclado, como parte de su modelo de Economía Circular, que involucra nuevas formas de pensar, diseñar y de producir, para crear envases que tengan la capacidad de convertirse infinidad de veces en uno nuevo para evitar generar residuos.

Todo comienza cuando vacías, aplastas y depositas una botella en los contenedores de residuos. Los envases son recolectados y transportados a las plantas de reciclaje donde se catalogan, almacenan y preparan para el proceso de reciclaje.  El PET se prelava y se muele para generar pequeñas hojuelas de plástico que se lavan y secan, obteniendo un material homogéneo para ser evaluado. Con las hojuelas seleccionadas se crean pellets, los cuales se cristalizan, obteniendo la resina con la que se crearán nuevos envases.

Ejemplo de ello es la botella azul de Ciel, la cual está hecha 100 por ciento de otras botellas, lo que se traduce en un envase totalmente reciclado y reciclable, teniendo la capacidad de transformarse en un nuevo envase de manera infinita.

SUMA DE ESFUERZOS, CLAVE CONSEGUIR UN MUNDO SIN RESIDUOS

Limpiezas costeras: el plástico marino integrado en las botellas fue recuperado y recolectado por voluntarios que participaron en 84 limpiezas de playas en España y Portugal, además de pescadores en 12 puertos del Mar Mediterráneo, como parte del proyecto “Mares circulares”.

A estas acciones se ha sumado la Industria Mexicana de Coca-Cola, quien recientemente creó e impulsó el movimiento ambiental ‘Verano Sprite’, a través del cual sumó esfuerzos con más 3 mil jóvenes, consiguiendo recuperar más de 24 toneladas de residuos de 10 diferentes cuerpos de agua a lo largo y ancho del país.

El éxito de estas limpiezas radica en la concientización de miles de personas sobre la importancia de separar la basura en los hogares, sobre el reciclaje y sobre todo en no tirar basura en la calle. De igual forma, gracias a la suma de esfuerzos de todos, gobierno, sociedad y empresas se puede lograr hacer un cambio positivo por el planeta.

Durante toda la campaña, Sprite también reinventó su envase para lanzar su botella azul hecha 100 por ciento de botellas recuperadas. Con esta innovación se convirtió en la primera marca de refrescos en México con estas características.

Esta, como muchas otras iniciativas, forman parte de los esfuerzos por alcanzar la meta de un ‘Mundo sin Residuos’, a través de la recolección y reciclaje de todos sus envases vendidos para 2030, además del incremento de material reciclado en cada uno de sus envases, consiguiendo integrar cuando mínimo 50 por ciento.

Fuente: sinembargo.mx