OK Foods, Inc., un establecimiento localizado en Oklahoma City, EE.UU. está retirando del mercado aproximadamente 933,272 libras (423.325 kg) de productos de pollo empanizado que podrían estar contaminados con material extraño, metal en específico, anunció la semana pasada el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés). 

Los productos de pollo empanizados listos para consumo (RTE: ready-to-eat) tienen una fecha de producción entre el 19 de diciembre del 2016 hasta el 7 marzo del 2017. Los productos sujetos a esta retirada conllevan el número de establecimiento “P-7092” dentro del sello de inspección de USDA. Estos productos fueron enviados a establecimientos comerciales e instituciones dentro del país norteamericano. 

El 21 de marzo del 2017, OK Foods Inc. recibió cinco quejas de consumidores que alegaron haber encontrado objetos de metal en dichos productos. Tras una investigación interna, la compañía identificó el producto afectado y determinó que los objetos provenían de una banda trasportadora de metal.

No ha habido reportes confirmados de reacciones adversas por el consumo de estos productos. 

Fuente: carnetec.com